Fibras para tejer, de origen animal

Fibras para tejer, de origen animal

Este es el primer post de una serie sobre los tipos de fibras que podemos utilizar para tejer (tanto punto a dos agujas como ganchillo). En este post te hablaré de las fibras para tejer de origen animal.

¿Por qué es importante conocer los distintos tipos de fibras y sus propiedades? Por ejemplo, para sustituir el hilado que indica un patrón por otro distinto.

Además, en este caso te vendrá bien leer este otro post: Cómo elegir un hilado distinto del que indica el patrón >> .

Fibras según su origen

Salvo raras excepciones, cuando comenzamos a tejer solo conocemos un tipo de hilado. Un hilado al que solemos llamar lana, aunque realmente no lo es. Estoy hablando del hilado compuesto de fibra acrílica.

Lo primero que debemos saber es que el acrílico es un derivado petroquímico, un derivado del plástico y por supuesto, no es lana.

La lana es solo la fibra que procede de la oveja. Hablar de lana como sinónimo de cualquier tipo de hilo no es correcto.

Cuando queremos hablar de la hebra que utilizamos para tejer, que generalmente viene organizada en madejas u ovillos, lo correcto es hablar de hilo o hilado.

Una vez que sabemos esto, debemos saber que este hilado, puede estar compuesto de distintas fibras: naturales (según su origen animal o vegetal) y sintéticas (de origen mineral).

Además tenemos las fibras biosintéticas: aquellas fibras que siendo de origen animal o vegetal, necesitan de un proceso químico de manufactura para obtener la fibra con la que poder tejer.

Los hilados pueden contener una sola de estas fibras o una mezcla de varias de ellas.

Conocer las propiedades y cualidades de las distintas fibras nos ayudará a elegir la más apropiada para el proyecto que queremos tejer y de esta forma conseguir el mejor resultado.

Fibras para tejer, de origen animal

Características

Se obtienen a partir de la keratina, que es una fibra animal, excepto la seda que se obtiene de otro tipo de proteína animal.

  • Poseen unas magnificas propiedades aislantes: absorben la humedad y mantienen el calor incluso mojadas.
  • Son antibacterianas y transpirables. No acumulan bacterias por lo que no desarrollan olores. Por lo que no es necesario lavar las prendas con tanta frecuencia como las que están compuestas de otro tipo de fibras.
  • Sus propiedades absorbentes hacen que sea más sencillo teñirlas: lo que hace posible que estén disponibles en muchos colores.
  • Son más resistentes al fuego.
  • El inconveniente que tienen es que al estar compuestas de una proteína animal (la keratina) son fuente de alimento para algunos insectos como las polillas y los “escarabajos de las alfombras”.
  • Además, algunas fibras animales pueden producir alergias.
  • Hay que lavarla con cuidado para evitar que encoja o se afieltre.

Fibras para tejer, de origen animal

A continuación te dejo los tipos y características de algunas de las fibras de origen animal que se utilizan para producir hilado de tejer.

Lana

Procedente de la oveja. Hay cientos de razas de ovejas a lo largo de todo el mundo. Cada una con sus propiedades específicas. Por lo que hay una gran variedad de tamaños y texturas. La lana puede absorber hasta un 30% de su propio peso en humedad y sentirse seca. Además, posee una gran elasticidad y resistencia.

Alpaca

Los hilados confeccionados con fibras procedentes de este animal son cálidos, suaves, ligeros y con grandes propiedades aislantes. Pero la alpaca no tiene la misma elasticidad que la lana y tiende a estirarse si se teje una prenda pesada.

Llama

Produce un hilado más cálido, ligero y resistente que la lana. Además, es hipoalergénico.

Cashmere

Se obtiene de la cabra de Kashmir en China y el Tibet. El hilado es muy fino y suave. Al igual que la lana, es un hilado con gran elasticidad y capacidad de absorción de la humedad, pero no es tan resistente como la lana. Es una fibra muy delicada y cara, por lo que suele combinarse con otras fibras.

Mohair

Se obtiene de las cabras de Angora. Es una fibra con buenas propiedades aislantes y de absorción de la humedad, pero no tan elástica como la lana. Puede ser demasiado cálida y suelta pelusa. Es suave, fina y suele combinarse con otras fibras como la lana o el nylon para darle mayor fortaleza.

Yak y bisonte

Cálidas, ligeras y muy suaves. Buen aislante frente a la humedad, pero con muy poca elasticidad. Hipoalergénicas y transpirables.

Angora

Procedente de los conejos de Angora. Es muy suave, esponjosa y muy cálida.

Camello

Suave, resistente y fina, es considerada una fibra de lujo. No acepta bien el tinte por lo que solo se encuentra en colores naturales.

Seda

Esta fibra no procede del pelo de un animal si no de los filamentos de los capullos que forman los gusanos de seda. La seda tiene grandes propiedades aislantes, es transpirable y agradable en el contacto con la piel. Es muy resistente y se puede hilar en hilos muy finos. No es elástica y con el peso se estira.

Hasta aquí este post sobre los distintos tipos de fibras para tejer, de origen animal.

Espero que esta información te haya resultado útil y en ese caso puedes compartir el post para que otras tejedoras pueden aprender también.

Un abrazo,

Pim, pam, teje - Aprender a tejer
No Comments

Post A Comment

¡Bienvenida! Te informo de que esta web utiliza cookies propias y de terceros. En mi caso para poder ofrecerte información de las cosas que te interesan. Si continuas navegando entiendo que estás de acuerdo.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Guía Express para empezar a tejer